Apariciones y seres extraordinarios


Escondidas en estas imágenes están las ideas ambivalentes sobre la maternidad. La aparición de un ser que anuncia la maternidad o la llegada de la menstruación o de la menopausia, no son sentidas con alegría ni entusiasmo. Los ciclos nos recuerdan nuestro lugar de madres que a veces nos limitan en nuestro desarrollo. Los hijos a veces nos parecen seres extraños a quienes tenemos que cuidar posponiendo así nuestro propio vuelo. Estas emociones no están alineadas con una oposición a la maternidad sino que son complemento de las otras imágenes positivas y amorosas que son las que la publicidad y otros círculos de influencias favorecen de manera desproporcionada.